El incremento en el precio del banano por Tesco resalta los bajos ingresos de los trabajadores de plantaciones

e-mail icon
El anuncio esta semana de que Tesco ha incrementado el precio de los bananos no envasados a más del doble en sus tiendas Tesco Metro y Express es un recordatorio oportuno sobre la conexión entre los precios y los ingresos de los trabajadores de plantación. 
 
"La realidad es que en el Reino Unido el precio al detalle de los bananos no envasados lleva años a un nivel insosteniblemente bajo, así que un movimiento ascendente puede ser una buena noticia", dijo Alistair Smith, Coordinador Internacional de Banana Link. "Sin embargo, al incrementar el precio, Tesco todavía no ha hecho la conexión en sus comunicados públicos con el tema de los ingresos y los salarios dignos. Instamos a la compañía a hacer esta conexión y a reafirmar su compromiso público con los salarios dignos y los ingresos justos para los agricultores bananeros."
 
El precio al detalle promedio de los bananos ha bajado más del 50% en términos reales durante los últimos 15 años, como resultado de guerras de precio entre los supermercados, lo cual ha empeorado los bajos ingresos de los que cultivan la fruta más consumida en el Reino Unido. Esta “carrera hacia el fondo” ha aumentado los impactos significativos de carácter social y medioambiental en la mayoría de los países productores de bananos, incluyendo la negación de los derechos humanos básicos, la discriminación de género (incluido los bajos niveles de empleo de la mujer), la incapacidad de ganar un salario digno y las largas horas de trabajo.
 
Sin embargo, en el 2014 Tesco se convirtió en el primer detallista en comprometerse a pagar un salario digno a los trabajadores del banano para el año 2017, cubriendo plantaciones que suministraban únicamente a Tesco. Banana Link aplaudió este compromiso como una afirmación progresiva de liderazgo en la tarea de acortar la diferencia entre los salarios que ganan los trabajadores del banano y su verdadero costo de vida, la cual se necesita urgentemente.
 
Perseguir este objetivo ha sido un reto para Tesco y por el cual continúan trabajando. Los parámetros de un salario digno todavía no se han establecido en todos los países en cuestión, mientras que una reducción en los acuerdos de 'suministro exclusivo' ha demostrado que es muy difícil lograr pagar un salario digno de forma aislada. 
 
No obstante, se está haciendo un progreso positivo, como por ejemplo la evidencia anecdótica de que en Costa Rica algunos de los precios más altos ofrecidos por Tesco a su abastecedor principal han facilitado aumentos salariales para algunos de los trabajadores peor remunerados. 
 
Banana Link espera que Tesco y otros detallistas hagan un fuerte compromiso en los principales países consumidores, para establecer una mejor comprensión del papel que juegan los precios pagados a los productores en determinar cuánto valor existe que se puede distribuir al nivel del país productor de la cadena, incluido entre los trabajadores en forma de pago. La presión baja y en descenso en los pecios siempre limitará la habilidad de los trabajadores de ganar un salario digno.