Tesco: progreso respecto al compromiso público sobre el salario digno

e-mail icon
Esta es una declaración conjuntamente acordada por Banana Link y Tesco sobre el progreso realizado en cumplimiento de los compromisos innovadores asumidos por la cadena de supermercados.
 
En 2014, Tesco se convirtió en el primer minorista en comprometerse a pagar un salario digno a los trabajadores bananeros en 2017, en los sitios que abastecieran solo a Tesco. Banana Link acogió este compromiso como una declaración progresista de su liderazgo en la tarea urgentemente necesaria de reducir las diferencias entre los salarios reales percibidos por los trabajadores del banano y los costos reales de vida.
 
Este compromiso ha avanzado por un camino difícil, en parte porque los parámetros del salario digno para los países implicados aún no han sido acordados (se esperaba que ya lo estuvieran). El abastecimiento de bananos de Tesco también ha evolucionado, así que ahora tiene menos acuerdos de «suministro exclusivo» y ha quedado claro que pagar un salario digno es muy difícil de lograr de forma aislada. En los próximos meses, a medida que se establezcan los parámetros para calcular los niveles del salario digno en los principales países exportadores de banano, incluidos Ecuador, Costa Rica y Ghana, todos los interesados de la industria tendrán que colaborar para validar dichos niveles y desarrollar estrategias para alcanzar los incrementos de salario requeridos. En Costa Rica, una fuente de fruta clave para Tesco, el minorista británico desempeña una función de liderazgo en esta labor. Entendemos que es muy poco probable que un minorista, sin importar el tamaño, asegure el pago del salario digno en las plantaciones cuando solo compra una proporción de la fruta del productor.
 
Aunque Tesco no pueda hacer una evaluación directa respecto a la promesa de un salario digno que realizó en ausencia de parámetros para el salario que fuera acordado, comprendemos que la empresa vigila el progreso respecto a lo que considera los parámetros que se pueden establecer, según información actualmente disponible, y que su evaluación reporta avances prometedores para la mayoría de los trabajadores en función de esos niveles. Banana Link espera que la validación de estos parámetros refleje este progreso.
 
Agradecemos las pruebas anecdóticas de los agentes de otras industrias en Costa Rica de que alguno de los precios más altos ofrecidos a su proveedor principal por parte del supermercado británico ha permitido incrementar los salarios de algunos de los trabajadores con las remuneraciones más bajas. Pero también destacamos la importancia del mecanismo de la negociación colectiva entre sindicatos independientes de trabajadores y empleadores como el medio más democrático de garantizar mejores salarios y condiciones que se puedan mantener y defender en la legislación nacional. La libertad de negociación colectiva es uno de los derechos fundamentales establecidos en el Código base de la Iniciativa de Comercio Ético (ETI, por sus siglas en inglés), pero aún no cuenta con la comprensión y el apoyo suficientes de muchas empresas.
 
Tesco lo reconoce, pero también reconoce que esto no es posible en todos los países y que existen otras estructuras de organizaciones de trabajadores elegidas democráticamente que pueden ayudar a expresar las preocupaciones de los mismos.
 
En Ecuador, fue la función proactiva del gobierno nacional entre 2008 y 2015 la que hizo posible que se cerrara la brecha entre los salarios reales más bajos en las plantaciones del proveedor de Tesco y los niveles del salario digno, aunque los pasos que ha dado ahora el nuevo gobierno para revertir algunos de los cambios positivos realizados durante el periodo en el ámbito del empleo y la legislación laboral son motivo de profunda preocupación para Banana Link.
 
También agradecemos el continuo liderazgo más amplio de Tesco en la iniciativa de los múltiples interesados en toda la industria, el Foro Mundial Bananero y su Grupo de trabajo sobre la distribución de la cadena de valor. Esta comisión de trabajo ofrece una oportunidad para todos los agentes, incluidos los sindicatos representantes de los trabajadores de las plantaciones y los almacenes de empaque, de trabajar juntos para abordar los niveles del salario digno como uno de los elementos clave que comprenden los costos de producción sostenible (COSP, por sus siglas en inglés). El segundo compromiso público que adquirió Tesco en 2014 de cubrir los COSP también ha resultado difícil de poner en práctica a falta de progreso suficiente en los parámetros del salario digno, un componente clave de los COSP. Esperamos que el avance que se realice a este respecto durante 2018 con los proveedores principales para asegurar los esfuerzos globales vayan dirigidos a garantizar que todos los participantes en la cadena de valor (incluidos los trabajadores) reciban una compensación adecuada.
 
En 2018, Banana Link espera un mayor compromiso por parte de Tesco y otros minoristas en los países consumidores clave para lograr una mejor compresión de la función de los precios que se paga a los productores en la determinación de cuánto valor existe para ser distribuido a nivel del país productor de la cadena, incluso a los trabajadores como salarios. La presión a la baja en los precios siempre socavará la capacidad de los trabajadores de ganar un salario digno.
 
Finalmente, agradecemos la continua función clave de Tesco en el trabajo hacia la equidad de género en el Foro Mundial Bananero, incluido el reconocimiento de la necesidad de reunir datos sobre los salarios desglosados por género. Esto es fundamental para que las empresas puedan comprender los factores que crean las diferencias salariales entre géneros, que incluyen la asignación de tareas, las tarifas por el trabajo a destajo, el acceso a la promoción profesional y la función activa de las mujeres en la toma de decisiones.
 
(Fotografía: Philip Wolmuth)