Dirigente sindicalista guatemalteco visita Reino Unido

e-mail icon

Noé Ramírez Portela, Secretario General del sindicato de trabajadores bananero de Izabal en Guatemala, visitó el pasado miércoles 10 de octubre el Reino Unido. El TUC hospedó a Noé por tres días de reuniones con los sindicatos británicos, funcionarios del gobierno y otros accionistas como parte de su trabajo para “finalizar con la violencia y la impunidad en Guatemala”. Es ahora el segundo país más peligroso en Latino América en el que ser sindicalista. En 2011 SITRABI fue el sindicato más castigado por la violencia.

SITRABI es el sindicato del sector privado más antiguo del país organizando a los trabajadores de Del Monte perteneciente a las plantaciones bananeras en la costa del Caribe. Noé fue elegido Secretario General de SITRABI en el año 2000 casi después de que el Comité Ejecutivo fuera forzado a punta de pistola a renunciar de sus empleos y suspender la huelga por las violaciones a contrato. Cinco de estas personas todavía viven exiliados en los EE.UU. Noé reflexiona que “El año 2000 fue un tiempo realmente difícil para tomar el trabajo de Secretario General ya que había gente que claramente odiaba nuestra organización. Es desde este tiempo que los dirigentes sindicalistas empezaron a recibir amenazas de muerte y hubo gente asesinada”.

SITARBI ha sido devastada por una serie de muertes desde que el hermano de Noé fue asesinado en 2007: desde entonces 9 miembros de SITRABI han sido asesinados. Ninguno de los asesinos ha sido propiamente investigado por las autoridades. El día de la última muerte a principios de este año, Noé fue avisado de que su guardaespaldas personal había sido retirado. Llevó una campaña internacional el volver a restablecerlo.

Aunque las negociaciones nunca han sido fáciles, SITRABI se ha manejado para mantener las negociaciones colectivas y los trabajadores ha conseguido asegurar muchos elementos de “empleo decente”. Todavía la historia ha sido muy diferente en el Pacífico Sur donde al menos 20.000 empleados tienen trabajo. Los intentos de organizar a los trabajadores en el sur resultaron en matanza en 2008 de un nuevo líder sindicalista. Preocupantes informes de una muy violenta condición, impago de los salarios mínimos, horas excesivas y muy pobre educación y facilidades sanitarias han estado emergiendo constantemente en los últimos años. Esto ha llevado a reclamaciones justificables que las bananas baratas de Pacífico Sur podría minar la industria de Izabal donde prácticamente toda la producción es producida por trabajadores sindicalistas.

Sin embargo, Fernando Bolaños, un progresista productor nacional, contó recientemente a una delegación de sindicatos internacional “necesitamos capacitar a una nueva generación de sindicalistas quienes entiendan la naturaleza del negocio y puedan ayudarnos a desarrollar tolerancia y relaciones maduras en la industria”. Durante su visita, la delegación también fue obsequiada con señales de apoyo por parte del Ministerio de Empleo que el gobierno podría jugar un histórico papel construyendo un acercamiento emergente entre productores y sindicalistas.

¿Podría ser esto que, conforme nos acercamos al final de siete mil años del ahora famoso calendario Maya, una nueva era de diálogo y buenas relaciones industriales podrían estar bajo construcción en una industria y un país plagado por décadas de conflictos y violencia?

La industria bananera en Guatemala

Guatemala es una de las “repúblicas bananeras” donde el gigante “United Fruit company” posee enormes extensiones de de tierra y llamada afinación política. La industria se ha expandido rápidamente en la última década y ahora una de cada tres bananas que se comen en los EE.UU. viene de Guatemala. Gran parte de la producción tiene lugar en el Pacífico Sur el resto crece en la llana costa Caribe de Izabal. En Izabal cerca de 5000/6000 trabajadores (empleados por Del Monte (Bandegua), Chiquita y un puñado de plantaciones nacionales) son sindicalistas. SITRABI organiza en las plantaciones pertenecientes a Del Monte aunque seis plantaciones de Chiquita y tres de Del Monte tienen sus propios sindicatos que coordinan a través de COSISBA y están afiliados a UNSITRAGUA1. Todos tienen acuerdos de negociación colectiva de informes salariales en un ámbito del 150% al 300% del salario mínimo salarial (el gobierno ratia el salario mínimo agricultural alrededor de la mitad del coste mínimo del hogar y la cesta de la compra). Por el contrario, el Pacífico Sur representa el mayor “agujero negro” en el mundo respecto a sindicatos y derechos laborales se refiere. El 7% del mercado mundial bananero son producidos por 20.000/25.000 trabajadores, muchos de ellos sufren de muy malas condiciones.

Sobre Banana Link

Banana Link trabaja hacía un comercio y producción de fruta tropical justo y sostenible en conjunto con sindicatos y pequeñas organizaciones de agricultores en Latino América, África y Camerún. www.bananalink.org.uk

Banana Link es un miembro activo de la iniciativa multi-accionista, el Foro Mundial Bananero.

Finalicemos con la violencia y la impunidad en Guatemala.

http://www.bananalink.org.uk/guatemala